profile

Hi, I’m a creator

Febrero 2024: Agua 💧

Published 25 days ago • 9 min read

Si querés poner una canción de fondo mientras leés este newsletter, te recomiendo Salty and Sweet de John Smith

Hola, ¿Cómo estás? Yo acá ando, maso. Tuve un mes muy demandante a nivel físico y emocional porque estuve atravensando un tratamiento de hormonas para congelar mis óvulos, lo cual fue una experiencia bastante agotadora. No quisiera dedicar este newsletter a eso pero, si te interesa saber cómo es ese proceso, escribí toda una crónica al respecto que podés leer acá.

Los días siguientes a la extracción de óvulos, cuando al fin empecé a sentir que mi cuerpo y mi energía volvían un poquito a la normalidad, pum, caigo en cama con fiebre. ¿Viste cuando tenías un final super difícil para el que estudiaste un montón, que ibas a rendir y al otro día te enfermabas? Así tal cual. La energía para escribirte hoy, en lugar de encontrarla en los matecitos de siempre, la saqué de la pseudoefedrina de un Qura Plus. Espero poder transmitirte algo lindo de todas formas ❤️‍🩹

Enero, entonces y como te contaba, fue un mes intenso y atípico. Tuve la fortuna de pasarlo en México con mi familia y, aunque prácticamente no pude hacer nada por el tratamiento hormonal que hice allá, me sentí muy contenida emocionalmente.

Después de la intervención hicimos un viaje a Orlando que venía esperando hace un montón y, si bien fue ahí que terminé enfermándome, la pasé increíble. Después de tres semanas de restricciones pude desquitarme subiéndome a todas las montañas rusas de los parques y gritar a todo pulmón, descargando emociones y adrenalina. ¡Cómo me gustan las montañas rusas! Creo que es porque generan sensaciones tan intensas que no permiten sentir o pensar nada más que lo que estás viviendo en ese momento. Son para mí un gran un maestro de mindfulness y un ancla contundente al momento presente, con el que a veces por divagues ansiosos me cuesta más conectar.

Ya tenía definido el tema de febrero en el news antes de atravesar todo lo que pasé y, cuando me senté a escribirte hoy, pensé "¿Cómo voy a relacionar mi relato con el agua si, teniendo el mar a dos metros, ni siquiera me pude meter?". Y de repente pensé: este mes me sentí débil, al mismo tiempo que fuerte. Me permití fluir con lo que le iba pasando a mi cuerpo, dejarme llevar y aceptar lo que se me presentaba, amoldándome y dejando ser a mis emociones. Me entregué de lleno al proceso, sin resistirlo ni guiarlo, solo dejándolo correr su curso. Fui agua.

"Water is the softest and most yielding substance.

Yet nothing is better than water,

for overcoming the hard and rigid,

because nothing can compete with it.

Everyone knows that the soft and yielding

overcomes the rigid and hard,

but few can put this knowledge into practice."

- Tao Te Ching

En esta entrega te voy a compartir tres alguitos para dejarte inspirar por la energía del agua, junto con tres herramientas para traerla a tu práctica creativa. Pero antes, tres momentos felices de enero:

3 cosas que me hicieron feliz este mes

1

Mar Mostaza me honrró con este regalo hermoso creado con sus propias manos: una casita del árbol hecha en papercut y llena de detalles y magia. Finalmente en enero, tras una cadena de favores, la obra llegó a mis manos (y yo no puedo más de amor). ¡Mirá lo que es!

2

Tomé una Butterbeer (¡vegana!) y comí Bertie Bott's Beans en Diagon Alley mientras miraba una representación en teatro de The Tales of Beedle the Bard. Ñoñez y felicidad en partes iguales ⚡️

3

Tuvimos el encuentro en vivo de Barajar y dar de nuevo, mi curso de hábitos y planificación, y fue precioso. Vinieron un montón de mujeres y se generó un círculo de confianza en el que pudimos compartir, escuchar y conversar sobre todas sobre las cosas que hacemos para sentirnos bien ❤️ ¡Quedé muy contenta con la energía que se generó entre todas! Este taller abre inscripciones solo en Diciembre, pero no descarto hacer un mini sale en Junio para quienes no llegaron a anotarse y se quedaron con las ganas de Barajar y dar de nuevo. Te cuento más entrado el año si efectivamente lo hago ✨

Ahora sí... ¿Arrancamos?

Una frase

No sé prácticamente nada de Bruce Lee y, sin embargo, la vida me presentó una misma frase suya en muchas ocasiones diferentes. En esta quote, Lee plantea que la forma más sana de vivir nuestra vida es adaptándonos constantemente al cambio, sin resistirnos.

“Empty your mind.

Be formless, shapeless, like water.

You put water into a cup; it becomes the cup.

You put water into a teapot; it becomes the teapot.

You put it into a bottle; it becomes the bottle.

Now water can flow, or it can crash!

Be water, my friend.”

"Vacía tu mente.

Sé amorfo, sin forma, como el agua.

Si pones agua en una taza, se convierte en la taza.

Si pones agua en una tetera, se convierte en la tetera.

Si la pones en una botella, se convierte en la botella.

El agua puede fluir o puede estrellarse

Sé agua, amigo mío".

Acá te dejo la entrevista para escucharla de su propia voz.

Una instalación

Swimming Pool es una instalación en dos niveles de Leandro Erlich, artista argentino, la cual simula ser una típica piscina de hogar pero con la particularidad de que los visitantes pueden caminar libremente por el interior y también observar desde el exterior a quienes caminan. Solo con una fina capa de agua contenida se logra separar a los espectadores del fondo de la piscina con los de la superficie, generando una paradoja visual que invita a repensar cómo nos relacionamos con los espacios y cuáles son los límites de lo real. Un lindo flashcito.

Si queres ver más imágenes de esta instalación, acá te las comparto.

Un proyecto fotográfico

La fotógrafa eslovaca Mária Švarbová crea, a través de sus fotografías, mundos oníricos en los que dan ganas de quedarse a vivir de lo satisfactoriamente perfectos que son.

“Swimming Pool” (que bien podría llamarse "Wes Anderson Meets Public Pools") es uno de sus proyectos más conocidos, que empezó hace diez años y sigue creciendo al día de hoy. Se trata de una serie de fotos que combinan piletas públicas de diferentes lugares de Eslovaquia con nadadoras de una manera realmente hermosa, combinando a la perfección una simetría increíble con paletas de colores de ensueños, creando una atmósfera muy placentera y estética. Entrá a su maravilloso universo acuático haciendo click acá. 🐟

Tip Jar 💸

Pssst: mantener este news, además de costar tiempo y energía, es un esfuerzo económico. Lo hago con amor y quiero que se mantenga gratuito y de libre acceso, pero si te gusta el contenido y tenés ganas de colaborar con alguito (¡todo suma!) para ayudarme a sostenerlo, podés dejarme una propina en este jarrito virtual. Gracias por tu apoyo ❣️

Un concepto: La mente azul

Wallace J. Nichols es un biólogo marino experto en la psicología del agua que escribió un libro llamado Blue Mind. En él, plantea por qué sumergirnos en el agua es beneficioso para nuestra salud mental y nuestra creatividad.

"Cuando te metes en el agua, los cientos de músculos que te han estado manteniendo en posición erguida ya no necesitan hacer ese trabajo y las regiones cerebrales que se ocupaban de ello se toman un respiro.

Auditiva, visual y somáticamente, estás descansando. Entras en un modo más contemplativo y autorreferencial. Tu cerebro no recibe inputs auditivos y visuales complejos, entonces se puede enfocar en otras cosas. Tienes una sensación diferente, la cual yo llamo "mente azul": un estado ligeramente meditativo de estar más conectado contigo mismo, con tu entorno y con la gente que te rodea, si estás con un ser querido o un amigo. Y es diferente de salir a la calle, o sentarse en una habitación, o incluso dar un paseo por el bosque.

Esa mentalidad nos abre una caja de herramientas de habilidades cognitivas, emocionales, psicológicas y sociales que no siempre están a nuestra disposición en nuestro modo de "mente roja", en el que vamos de un lado para otro con prisa, procesando mucha información visual, asimilando y filtrando mucho ruido. Merece la pena considerarlo como parte de nuestra forma de vida y recordarnos a nosotros mismos que debemos tomarnos ese tiempo, hacer una pausa y encontrar nuestra agua, sea cual sea. Para mí, es el océano Pacífico, a dos manzanas de distancia. Para algunas personas, es su bañera. Para otros, es el estanque, el lago o el río de su ciudad.

Existen todo tipo de aplicaciones increíbles. Para las personas muy estresadas o con estrés postraumático, el agua puede ser una de las mejores terapias. Para las personas que están muy distraídas y no pueden calmarse o enfocar su atención, el simple hecho de acercarse a la orilla del agua puede abrir el proceso creativo. Los artistas y los músicos lo saben desde hace mucho tiempo, al igual que los empresarios y los científicos. Es una idea sencilla, y espero que conversaciones como ésta nos animen a volver a dejar espacio en nuestras vidas para un poco más de tiempo de "mente azul."

Interesantísimo, ¿No? Nunca lo había pensado así, pero leyéndolo me hace todo el sentido: tal cual así me siento cuando meto la cabeza en el agua o miro el mar, es un silencio refrescante, una amplitud que renueva. Me encanta encontrar nombres para las cosas que siento, porque me ayuda a verlas e identificarlas, y la próxima vez que identifique una oportunidad de entrar en modo "mente azul" voy a poder apreciarlo con más consciencia.

La acuarela como maestra

En pandemia hice un curso de acuerelas en Domestika y la profe dijo algo que nunca había pensado: aprender esta técnica es entender que no podés controlarlo todo. Por más que hagas las cosas de la forma más prolija y controlada posible, al final de cuentas es el agua la que va a decidir cómo se ve el dibujo terminado y lo único que te queda como artista después de haber hecho tu trabajo es fluir y dejarte llevar por ella.

Además, la acuarela te invita a ejercitar la paciencia al forzarte a esperar que se seque la pintura entre capa y capa, lo cual trae un resultado visual totalmente diferente al que obtendrías pintando todo de una sola sentada. La magia de las acuarelas está en respetar los procesos y dejarse llevar... Básicamente nos dicen, igual que Bruce Lee, que seamos water, my friend 🌊 🎨

Un ejercicio de escritura

¿Qué recuerdo se te viene a la mente si te invito a pensar en el agua? A mí el primero que se me viene a la cabeza es algo que hacía cuando era chica cada vez que me metía a una pileta: hacía la vertical en el agua y después me dejaba caer rápido para flotar sintiendo el resto de adrenalina del giro (entre esto y lo que escribí arriba sobre las montañas rusas empiezo a notar una tendencia 🧐). Me encantaba sentir en la cara las burbujitas que dejaban mis piernas en el agua al caer.

En relación a eso me pareció lindo traer a la mesa este ejercicio de escritura que propuso Aniko Villalba:

Puede ser la primera vez que fuiste al mar, una lluvia que te agarró de sorpresa en la calle, un miedo, una aventura… Lo que sea que se te despierte cuando pensás en el agua 💧 ¡A ver qué sale!

Si te gustó la energía del agua, este mes en La Baum vamos a hacer una misión con peces y su simbolismo 🐟🐠🐡 y en el club de lectura vamos a charlar sobre Atrapa el pez dorado, un libro en el que David Lynch nos comparte su forma de crear y de percibir la creatividad, muy relacionado a la meditación.

Además vamos a tener encuentros de coworking, dibujo, bullet journal y toda la magia siempre disponible en La Baum independiente de que estés online en un horario específico. Si querés saber más sobre la dinámica del espacio, acá encontrás toda la info. Si quedan dudas, escribime. Y si querés formar parte del refugio creativo, sumate a La Baum 🏡 Te esperamos ✨

¡Eso es todo por este mes!

Si te reenviaron este newsletter podés suscribirte acá.

Si querés seguirme en Instagram podés hacerlo acá.

Si querés leer ediciones anteriores, encontrás todo 2020 y 2021 compilado en las Bitácoras I y II.

Y si querés recomendar este news, te lo agradezco muchísimo ♥️

Gracias por estar del otro lado, significa un montón. ¡Nos leemos el mes que viene!

Hi, I’m a creator

Read more from Hi, I’m a creator

Si querés poner una canción de fondo mientras leés este newsletter, te recomiendo I See Fire de Ed Sheeran​ Hola, ¿Cómo estás? ¡Feliz año nuevo! ¿Cómo lo arrancaste? Yo te estoy escribiendo un 27 de diciembre, así que desde este plano temporal, aún es 2023. Estoy en ese limbo entre navidad y año nuevo en el que las cosas se calman y no tengo muchas ganas de hacer nada, ya hice mi balance de año y planeé el siguiente y estos días que quedan en el medio se sienten como... flotando. Todos los...

about 2 months ago • 8 min read

Si querés poner una canción de fondo mientras leés este newsletter, te recomiendo That Place de Tay Oskee​ Aviso: este news se viene cargadito de colaboraciones y oportunidades hermosas. Leelo hasta el final 🫶🏻 Hola, ¿Cómo estás? Yo bien, escribiéndote desde un avión como en la última cartita que te envié, pero esta vez volviendo a Berlín. Tengo ganas de volver y a la vez me da mucha nostalgia dejar la isla. ¿Viste Voldemort, que dejó pedacitos de su alma repartidos por el mundo en forma de...

3 months ago • 10 min read

Si querés poner una canción de fondo mientras leés este newsletter, te recomiendo I Will Follow You into the Dark, de Death Cab for Cutie​ Hola, ¿Cómo estás? Yo bien, en este momento escribiéndote desde un avión rumbo a Singapur. Ahí nos esperan 8 horas de escala para después partir hacia Krabi, Tailandia. En Krabi hacemos una escala de un día y, finalmente, partimos a nuestro destino final: Koh Lanta, la isla que va a convertirse en nuestro hogar durante todo noviembre (aquí te dejé un...

4 months ago • 10 min read
Share this post