profile

Hi! I'm a Creator.

noviembre 2022: autobombo 🥁

published29 days ago
9 min read

Si querés poner una canción de fondo mientras leés este newsletter, te recomiendo Shake it Off de Us The Duo​

¡Hola! ¿Cómo estás? Yo muy bien, cerrando el mes feliz. Durante Octubre recorrí muchas ciudades hermosas con mi familia, un sueño bastante postergado por múltiples malas noticias que al fin pudo suceder ahora y que fue mágico. Viviendo lejos, cada ratito que puedo compartir con la gente que quiero se convirtió en algo extra especial, y esta colección de momentos en particular culminó en mis viejos conociendo la que hace dos años y medio con mi novio tenemos la fortuna de llamar nuestra casita en Berlín. Que la conozcan es algo que vengo esperando que pase prácticamente desde que me mudé, así que "feliz" resume bastante bien mi estado 🙂

​
El viaje estuvo divino y conocí un montón de rincones del mundo preciosos, así que aproveché lo inspirada que me sentí recorriendo estos lugares maravillosos y edité videos cortitos documentando distintas partes del viaje. Al hacerlos intenté tener muy presente mi regla de no compartir en redes todo al instante, para no interrumpir el momento que estoy viviendo. La receta que encontré para compartir sin que esto influencie mi bienestar es sacar el celular cuando veo algo que me inspira, documentarlo y volver a guardarlo, para después (al final del día o cuando tenga un momento sin actividades, por ejemplo un viaje largo en tren) ver todo el material junto y crear algo lindo compilándolo. De esta manera no solo reduzco mi uso del celu, sino también filtro lo que comparto, tratando de no contribuir de más al ruido y el exceso de contenido que ya existe. ¡Por ahora me viene funcionando!

Si te interesa, acá podés ver los cinco videos que hice: Lago Di Como , Tren Bernina Express, St Moritz , Castillo Neuschwanstein , Füssen .

Me puse a pensar en por qué estaba haciendo estos videos y me encontré con que tenía varias motivaciones:

  1. Crear un registro del viaje para volver a verlo cada vez que quiera recordarlo (la misma razón por la cual llevo un travel journal)
  2. Compartir con otras personas lugares hermosos del mundo y las cosas que me hicieron sentir
  3. Promocionar mi curso de video

Y acá es cuando finalmente llegué al tema de este mes. Es que creando videos cortos también estoy, de una forma un poco más indirecta, haciendo autobombo de mi taller. No quise ser muy intensa hablando del curso a lo largo del viaje, ni tampoco me hacen sentir cómoda las estrategias de venta demasiado agresivas, pero en dos ocasiones recordé por historias que si te gustaban los videos que estaba subiendo, existe un taller en el que enseño exactamente cómo es el proceso creativo que llevan detrás. Y así llegaron algunas personas nuevas al curso 🎟

​
​¿No lo hiciste todavía? Es por acá: Luz, Cámara, Emoción.

Como premio por leer el news apenas sale, del 1 al 6/11 tenés un 15% de descuento usando el código CYBERBLA

(Carla ¿estás haciendo autobombo en el news de autobombo? CLARO QUE SÍ, VIEJO. ¡De eso se trata!)

Esas personas que se sumaron en octubre a Luz, Cámara, Emoción seguramente ya sabían que existía el taller, pero por A o por B no habían aún tomado la decisión de hacerlo. Mis videos, junto con el recordatorio por stories, fueron el empujoncito que les faltaba para decidirse. Una de las lecciones más importantes de mi carrera freelance fue la inmensa importancia que tiene la autopromoción, o como me gusta decirle, el autobombo. Hay mucho tabú alrededor de este concepto y suele estar mal visto el hecho de hacerse mucha promo pero, en serio te pregunto, ¿quién va a salir a venderme si no lo hago yo? Con tanta cosa pasando a nuestro alrededor, si no hablás de lo que hacés, probablemente nadie se acuerde.

Y, a riesgo de sonar determinante, pido permiso para dejar una cosa clara desde el vamos: la vergüenza no sirve para nada. Sí, puede que al exponerte te arriesgues a que alguien te critique y siempre va a haber gente a la que le moleste verte crear (o, peor aún, ser tan descarada como para gustar de lo que hacés y hablar de eso), pero a otras personas seguramente les encante y no podrían llegar a vos de otra forma. ¿Vas a dejar que se pierdan de conocer tu genialidad solo por miedo a qué dirán un par de bobos con una cuenta en redes (probablemente Twitter)? Not on my watch.

Hay gente maravillosa haciendo cosas hermosas y el mundo lo tiene que saber, es necesario. Compartiéndote no sólo te estás haciendo un bien a vos, sino también al resto, porque le estás permitiendo a otras personas conocerte, identificarse con vos, generar una conexión, sentirse menos solos. Salir del caparazón a mi criterio no es ego, es abrirse a la vulnerabilidad de compartir con otras personas y generar comunidad. Sobre todo en este contexto tan hostil, empaparse de cosas lindas e inspiración nunca puede estar de más. Que nadie te haga creer lo contrario.

Una de mis misiones en esta vida es hacer que otras personas se animen a mostrarle al mundo quiénes son y qué hacen, y es algo que trabajamos bastante en La Baum. Tenemos una puesta en común todos los meses cuyo fin es que quienes participen de las misiones creativas tengan la oportunidad de presentar una creación suya frente a los demás, contar el proceso, exponerse, permitirse ser vulnerables. Para mí es una especie de entrenamiento de autobombo, y me encanta ver cómo quienes al principio son más tímidos o les cuesta más hablar, siempre terminan soltándose a fuerza de exponerse un par de veces. Hay que hacerlo varias veces, nomás, para volverse un experto 🥁

Este mes quisiera compartirte alguito para inspirarte y tres ideas para activar si es que vos también andás buscando la manera de contarle al mundo el fantásticamente maravilloso ser humano que sos y todas las cosas preciosas que sabés hacer. ¿Arrancamos?
​
​

Una forma creativa de mostrar tu trabajo

¿Quién dijo que la única forma de compartir tu trabajo es a través de un CV en PDF? Self-promotion package es un proyecto de la diseñadora Eman Abdalla a través del cual eligió mostrarse de una manera diferente. Si querés buscarle una vuelta de tuerca a tu autobombo, podés encontrar un poco de inspiración de la linda en su proyecto.

Un mensaje de un oráculo

Oráculo astrológico es un proyecto de la ilustradora Caribay en el que, a través de 22 cartas ilustradas, nos baja mensajes de los astros. Podés ver todo el proyecto acá, pero hoy quería compartirte un mensaje en particular que me parece que resuena mucho con mi idea de autobombo:

Una charla TED

Ya nombré doscientas veces a Brené Brown, y ahora la voy a mencionar doscientas una. ¿Te acordás su charla TED sobre el poder de la vulnerabilidad que compartí por acá alguna vez? La vieron millones de personas y dos años después de darla Brené volvió a TED, pero esta vez para hablar sobre cómo se sintió tras haberse mostrado vulnerable frente a tantas personas. Menciona una quote de Theodore Roosevelt con la que resoné mucho y que acá te comparto:

"It is not the critic who counts; not the man who points out how the strong man stumbles, or where the doer of deeds could have done them better. The credit belongs to the man who is actually in the arena, whose face is marred by dust and sweat and blood; who strives valiantly; who errs, who comes short again and again, because there is no effort without error and shortcoming; but who does actually strive to do the deeds; who knows great enthusiasms, the great devotions; who spends himself in a worthy cause; who at the best knows in the end the triumph of high achievement, and who at the worst, if he fails, at least fails while daring greatly"

(No es el crítico quien cuenta; no es el que señala cómo tropieza el fuerte, o cómo podría haberlo hecho mejor. El mérito pertenece a quien está realmente en la arena, cuyo rostro está marcado por el polvo y el sudor y la sangre; que se esfuerza valientemente; que se equivoca, que se queda corto una y otra vez, porque no hay esfuerzo sin error; pero que realmente se esfuerza por hacer; que conoce el gran entusiasmo, la devoción; que se entrega a una causa digna; que en el mejor de los casos conoce al final el triunfo de un logro, y que en el peor, si fracasa, al menos fracasa mientras se atreve enormemente)

Si tenés ganas de escucharla, acá te dejo la charla completa.

Un libro

Si de mostrar tu trabajo se trata, Austin Kleon es un aliadazo para dejar de lado nuestros miedos e inseguridades. Su libro Show Your Work! presenta diez ideas interesantes para explorar el concepto de autopromoción y perderle el miedo, trabajes en el rubro que trabajes. En sus palabras: it’s time to stop worrying and start sharing. ¡Super recomendado! Este mes lo vamos a leer y debatir en La Baum 🤩 así que si te copa, allá te esperamos para charlarlo en grupo.
​

Un ejercicio del Camino del Artista

Si alguna vez leíste “El Camino del Artista” probablemente reconozcas este ejercicio: para Julia Cameron, la autora, todas las personas llevamos en nuestra memoria distintos incidentes específicos que atan nuestra creatividad, villanos creativos por llamarlos de alguna manera. Lo que propone Julia en este ejercicio es bucear en tu mente en busca de todas esas personas -monstruos, en sus palabras 😅- que hicieron comentarios destructivos o tuvieron actitudes que te hicieron sentir mal con respecto a tu creatividad. Una profesora del colegio que te criticó duramente, un compañero que te hizo sentir en ridículo al exponerte, incluso un familiar que, quizás sin quererlo, te reprimió un impulso creativo. La idea es que pienses quiénes son y que bajes a papel esta listita sumando, si querés, algún dibujo que los ridiculice. Poder personificar esos monstruos (ojo, no significa que esas personas sean monstruos, sino que la imagen que tenemos guardados de ellos en ese momento lo es) hace que vuelvas a tener el control sobre el daño que te hicieron y puedas afirmar tu libertad creativa. ¡Es bastante poderoso, probalo!

Una consejito

Si algún día, mientras estás exponiéndote y mostrándole al mundo quién sos y lo que hacés, te llega un comentario negativo de alguien en redes (puede pasar), mi consejo es que no te pelees con el sentimiento. A mí los comentarios malintencionados o destructivos me afectan emocionalmente (obvio, no soy un robot) y aprendí que intentar que no me molesten es un gasto innecesario de energía. Aceptar la molestia, sabiendo que se va a pasar, es el camino más sano que encontré hasta ahora. Es importante entender que eso que ves ahí es solo una opinión de una persona, no es una verdad absoluta, y que gustarle a todo el mundo no es ni posible ni aconsejable (porque significaría que no estás siendo fiel a quien sos). Esto me pasó apenas lancé mi curso de Domestika, por ejemplo, que si bien hoy tiene un 97% de valoraciones positivas, apenas salió a la luz recibió una valoración negativa de alguien que me hizo sentir bastante mal: una señora criticaba mi forma de hablar, decía que no se me entendía nada, que el audio del curso era malo y que yo básicamente no servía como profesora. Obvio que apenas lo leí me sentí horrible, pero después de unos minutos de bajón y de descargar mi frustración con mis seres queridos decidí salir a dar una vuelta, comprarme flores, abrazar el sentimiento en lugar de pelearlo y esperar a que pase solo. Pasó, nomás. Si me hubiera forzado a que no me moleste el comentario destructivo de esa infeliz de mier- quiero decir, de esa señora en desacuerdo con mi forma de enseñar, me hubiera estado reprimiendo. ¿Es ideal que me moleste lo que diga una X sobre mí? No. ¿Me está pasando? Sí. Lo acepto y ya: me molestó, lo dejé suceder y al rato ya se fue. Si alguna vez te pasa lo mismo, te recomiendo que no pelees el sentimiento, mejor sentate con él, dejalo ser y hasta cebale unos mates. Quizás, si lo dejás, tenga algo para enseñarte.

​
Durante noviembre en La Baumhaus vamos a estar trabajando en nuestras habilidades de autobombo a través de una misión creativa que tiene como objetivo que todo el mundo sepa lo genial que sos. Además, en el club de lectura vamos a debatir Show Your Work! de Austin Kleon, desmenuzando una por una sus 10 ideas y consejos para animarnos a mostrarnos. Se viene un mes espectacular para salir del caparazón creativo 💪🏻 Si querés ser parte de nuestra comunidad creativa (nos encanta recibir gente nueva en la casita 🏡♥️) es por aca: Ir a La Baumhaus Ya no importa si te sumás a principio de mes o después, porque Patreon al fin corrigió el sistema de facturación. Así que sumate apenas lo sientas que va a estar perfecto 🦊

¡Eso es todo por este mes!

Si te reenviaron este newsletter podés suscribirte acá.

Si me querés encontrar en Instagram podés hacerlo acá.

Si querés recomendar este news, adelante y gracias.

Y si querés hacerte autobombo, acordate de que no solo estás en tu absoluto derecho y de que nadie lo va a hacer por vos, sino también de que al salir del caparazón podés estar haciéndole un bien a otra persona. ¡Dale palante nomás!

Gracias por estar del otro lado, significa un montón. ¡Nos leemos el mes que viene!