profile

Hi! I'm a Creator.

marzo 2022: sentir miedo y hacerlo igual ūüĒ•

published4 months ago
9 min read

Si queres poner una canción de fondo mientras escuchas este newsletter, te recomiendo Throw the Fear de Tom Rosenthal

¬°Hola! ¬ŅC√≥mo est√°s? Yo estoy bien, aunque con la rutina medio desencajada. Febrero fue at√≠picamente movido: lo arranqu√© en Espa√Īa, lo promedi√© en Italia y lo cierro en Alemania. Fue un mes tan agitado que no s√© ni por d√≥nde empezar a cont√°rtelo, as√≠ que voy a saltarme al momento presente, exactamente mientras te escribo: hoy decid√≠ seguir la tradici√≥n que arranqu√© en la entrega pasada (well they're not traditions if they're new dir√≠a Serena Van Der Woodsen pero esto no es Gossip Girl y las reglas de mis tradiciones las pongo yo as√≠ que silencio, mujer) y llev√© al newsletter de cita. Eleg√≠ el barrio de Bergmannkiez, mi favorito en Berl√≠n desde que lo conoc√≠ en 2017, el primer a√Īo de la tr√≠ada consecutiva de viajes a esta ciudad que terminaron derivando en que la cuarta sea la vez en que me termine quedando. Al buscar hospedaje esa primera vez no sab√≠a muy bien por d√≥nde empezar y, si bien google√© un poco, termin√© eligiendo m√°s o menos por intuici√≥n un departamento que me parec√≠a bonito. Apenas llegu√© el primer d√≠a, dej√© mis cosas y sal√≠ a recorrer el barrio sin saber muy bien qu√© me iba a encontrar, y sent√≠ un amor enorme en el pecho a medida que descubr√≠a la belleza inmensa que me rodeaba: los cafecitos, los puestos de feria en la calle, las florer√≠as, todo brillaba y yo sent√≠a que brillaba con todo. Creo que ese fue el momento en el que cupido me flech√≥ con esta ciudad: a mis 26, sola a much√≠simos kil√≥metros de mi casa y mis afectos, sintiendo en alg√ļn punto de mi coraz√≥n que este era el lugar en el que quer√≠a estar. Durante el tiempo que habit√© ese departamento fui conociendo el barrio y, buscando lugares inspiradores para ir a escribir, me enamor√© de la que hoy sigue siendo mi cafeter√≠a favorita: un lugarcito llamado Cuccuma. En ese momento iba a Cuccuma a escribir para mi blog y hoy vine tambi√©n a escribir, pero esta vez para vos. Este caf√© me encanta porque tiene una vibra cozy muy especial, al fondo hay como una cuevita de ladrillo con sillones y algunas butacas de cine que resulta un refugio hermoso cuando afuera hace mucho fr√≠o y quer√©s calentar el alma con un cafe. Hoy no hace taaaanto fr√≠o para los par√°metros a los que ya estoy acostumbrada, pero igualmente tengo mi cappuccino de avena y un porridge de canela al lado mientras te escribo.

‚Äč

Pienso en ese primer viaje largo a Berl√≠n y en el miedo adrenal√≠nico que sent√≠ mientras le daba comprar al pasaje, y agradezco tanto pero tanto haberlo hecho... ¬°Fue el primer paso que me termin√≥ trayendo hoy hasta ac√°! Y casi siempre resulta que, si miro mi vida en retrospectiva, las cosas que m√°s v√©rtigo y miedo me dieron y que hice a pesar de eso son las que m√°s satisfacciones me trajeron: venirme sola a Berl√≠n, renunciar a la relaci√≥n de dependencia para dedicarme a ser freelancer (y esa misma noche so√Īar que sal√≠a de la oficina y resultaba ser un avi√≥n del que ten√≠a que saltar), hasta empezar a animarme a subirme a monta√Īas rusas y terminar am√°ndolas. M√°s recientemente a√ļn, quiz√°s viste en Instagram que hace poquito viaj√© sola a Madrid para grabar mi primer curso de Domestika... Ya te contar√© m√°s en detalle sobre esa experiencia m√°s adelante cuando salga el curso, pero no te puedo explicar el p√°nico que me daba toda la situaci√≥n y el nivel de exposici√≥n, y sin embargo lo hice igual. Arm√© el curso, viaj√© a grabarlo, recorr√≠ la hermosa ciudad de Madrid y al otro lado del miedo no puedo estar m√°s feliz por haberlo hecho.

‚Äč

Lo que quiero decir es que no creo que los valientes sean los que nunca tienen miedo de nada, creo que los valientes (y me animo a auto-agregarme a esta lista, falsa humildad qui√©n te conoce) somos los que sentimos miedo y lo hacemos igual. Es m√°s, creo que el miedo que se siente como v√©rtigo, lejos de pedirte que no lo hagas, es una se√Īal: te est√° tratando de decir de que eso que est√°s pensando en hacer est√° tan por fuera de tu zona de confort que por favor lo hagas, que se muere por ver qu√© pasa cuando atraves√°s ese umbral. De eso se trata esta entrega, te voy a compartir alguito para inspirarte e ideas para activar en la direcci√≥n del miedo, que no solo no es nuestro enemigo sino que, a veces, puede ser nuestro mejor consejero. ¬ŅArrancamos?

‚Äč

Un corto

The Man Who Was Afraid of Falling es un corto animado que cuenta la historia de Ivor, un viejito al que se le cae una maceta y comienza a tener una serie de reacciones paranoicas a partir de ese hecho, empezando a temerle a absolutamente todo lo que lo rodea. Escaparle al miedo solo sigue alimentando su poder, y eso queda clarísimo en esta hermosura de creación que podés ver completa acá.

Un poema de Benedetti

En el a√Īo 2013 apareci√≥ un manuscrito con dos poemas in√©ditos de Benedetti que hab√≠an quedado guardados adentro de un libro y nunca hab√≠an visto la luz, y creo que uno de ellos est√° super alineado con la tem√°tica de este mes. Se llama ‚ÄúMiedo y Coraje‚ÄĚy habla (canta, dir√≠a) sobre el hecho de que tanto miedo como coraje son, al final de cuentas, caras de una misma moneda. Lo pod√©s leer ac√°.

El primer workshop que armé en mi vida

La primera vez que se me ocurri√≥ que quiz√°s ten√≠a algo para compartir en forma de taller estaba en la ducha. S√≠, as√≠ de clich√©: momento eureka en la ducha. Sal√≠ corriendo mojando todo el piso y, desesperada, garabate√© en un papel las palabras ‚Äúpassion projects‚ÄĚ. Es que en ese momento conect√© un par de ideas y me di cuenta de que las cosas que ven√≠a haciendo para m√≠ (mi blog, mi club de lectura, la serie Minas a la Obra) ten√≠an todas algo en com√ļn: ¬°Eran passion projects! Lo cual significaba entonces, que si ten√≠an algo en com√ļn quiz√°s pod√≠a desmenuzar la estructura detr√°s de esos proyectos, encontrar la manera de ense√Īarla y salir a compartirla con el mundo. Me tom√© unos d√≠as para darle forma al taller y lo saqu√© a la venta, as√≠ nom√°s. ¬°Ah pero el miedazo que ten√≠a no te lo explico! Ya me imaginaba a todo el mundo "¬ŅY esta qui√©n se cree que es para ense√Īar un workshop?" "¬ŅQu√© sabe?" "¬ŅA qu√© pony se subi√≥?" El censor estaba como loco grit√°ndome porquer√≠a, pero decid√≠ dejarlo que comparta su feedback de siempre y seguir adelante, tratando de no darle mucha bola. Para mi sorpresa el taller tuvo una recepci√≥n incre√≠ble, se agot√≥ en seguida (creo que en menos de un d√≠a no quedaban m√°s lugares) y, pese a que hubo alg√ļn que otro shade indirecto por Twitter de personas a las que les molestaba que me est√© animando a hacer algo distinto (vieron c√≥mo es ese pozo llamado Twitter, ¬Ņno?), por suerte no dej√© que esos comentarios de mediocre opinando desde el sill√≥n sobre la gente que s√≠ se anima a hacer cosas (ūüėá) me frenen. ¬°Y miren hasta d√≥nde lleg√≥ ese taller que naci√≥ en la ducha! Lo di decenas de veces en Buenos Aires, lo llev√© a C√≥rdoba, a Bah√≠a Blanca, a Rosario, dos veces a Berl√≠n, un mont√≥n de veces online y ahora a Madrid, para grabarlo con Domestika. Si hay algo que me gustar√≠a que te quede de esta ac√©cdota es que jam√°s dejes que tu censor (y much√≠simo menos el de los dem√°s) te frene de hacer algo que quer√©s hacer. No ten√©s idea qu√© puede haber al otro lado del coraje, pero hay algo que muy probablemente sea seguro: va a ser incre√≠ble y mucho mejor que quedarte ah√≠ inm√≥vil sin romper nada en el mismo lugar en el que est√°s.

‚Äč

Un proyecto: 100 days without fear

Desde que era chiquita Michelle Poler le ten√≠a miedo a todo y, por lo tanto, le escapaba al mundo. Por eso, de adulta se cans√≥ de su temor y decidi√≥ arrancar un proyecto: 100 d√≠as sin miedo. En √©l, se propuso encontrar cien cosas que le den miedo, hacerlas igual y documentar los resultados en una p√°gina web. Me parece una idea super inspiradora para hacer, quiz√°s en una escala m√°s peque√Īa (hacer una cosa que te de miedo por semana, por ejemplo) o, si sos de la secta del Bullet Journal como yo, tambi√©n es una linda idea para agregar a alg√ļn spread en el formato que lo hace Michelle: ¬ŅCu√°l es el desaf√≠o? ¬ŅQu√© me da miedo al respecto? ¬ŅC√≥mo fue la experiencia?. Creo que es una manera efectiva de hacer que nuestros miedos se enfrenten cara a cara con la realidad, y usar la experiencia pasada como ejemplo para la pr√≥xima que algo nos de cuiqui.

Un libro: Me and my fear

Conoc√≠ a Francesca Sanna haciendo research para esta edici√≥n y fue amor a primera vista. As√≠ llegu√© a su libro Me and my fear, una belleza ilustrada que relata la amistad entre una nena y su miedo (un bichito tan adorable como acaparador). Es un libro para ni√Īos, lo cual no quita que quiera tenerlo YA en mi biblioteca y que me parezca una joyita absoluta. Si te copa que una cuenta cuentos te lo narre (yo qued√© relajada, casi acunada, escuch√°ndola) pod√©s escucharlo en ingl√©s ac√°. Si lo quer√©s buscar en espa√Īol, lo encontr√°s editado bajo el nombre "Mi miedo y yo".

Una misión creativa de La Baumhaus

La primera misi√≥n que hicimos en la historia de La Baum, all√° por agosto de 2020, fue hacerle un regalo al miedo. La invitaci√≥n era a responder las siguientes preguntas: ¬ŅCu√°les son mis mayores miedos en relaci√≥n a mi evoluci√≥n personal? ¬ŅQu√© cosas que me gustar√≠a estar haciendo no estoy haciendo por miedo? ¬ŅQu√© miedo siento que me est√° bloqueando hoy? ¬ŅQu√© gano con seguir bloqueada/o? Muchas veces los bloqueos creativos surgen por miedos inconscientes y, para superar un temor que nos bloquea, primero necesitamos reconocerlo, sacarlo afuera y exponerlo a la luz. Creo que la sanaci√≥n, tanto creativa como en cualquier √°mbito, llega al dejar de negar lo que nos pasa. ¬°Y de eso se trat√≥ esta misi√≥n! De la consigna surgieron ilustraciones, poemas, canciones, fotos, un mont√≥n de regalos al miedo para exponerlo con amor. Por votaci√≥n popular esta misi√≥n volvi√≥ en 2021 para el aniversario de La Baum, as√≠ que nuevas personas sumaron sus temores y sus regalos, aportando nuevas perspectivas y creatividad. Si quer√©s ver algunas de estas misiones, ac√° te dejo la misi√≥n de Cande, la de Palo, la de Ani y la de Mery. ¬ŅTe pareci√≥ linda la idea? ¬ŅQu√© pasa si le hac√©s un regalo a tu miedo vos tambi√©n?

‚Äč

Como siempre, en La Baumhaus vamos a estar expandiendo durante todo el mes la llamita que encendi√≥ este newsletter. En marzo vamos a estar creando alrededor del miedo con una misi√≥n creativa en duplas (los miedos hay que compartirlos, viejo), y vamos a debatir un libro sobre la relaci√≥n entre arte y miedo que pinta buen√≠simo. Si te sum√°s este mes, adem√°s de participar de las propuestas de marzo, se te abre un mundo enorme de podcasts con todos nuestros debates de pelis y libros, las grabaciones de nuestras puestas en com√ļn, talleres y muchas cosas m√°s. De verdad verdad verdad es un espacio lleno de amor e inspiraci√≥n del que siempre te pod√©s llevar algo nuevo. ¬ŅNos vemos por all√°? ¬°Ojal√° que s√≠!

¬°Eso es todo por este mes!

Si te reenviaron este newsletter podés suscribirte acá.

Si me querés encontrar en Instagram lo podés hacer acá.

Si querés recomendar este news, adelante y gracias.

Y si querés muy fuerte hacer algo pero te da miedo... cerrá los ojos y hacelo igual. Te prometo que la próxima vez que lo quieras hacer va ser más fácil.

Gracias por estar del otro lado, significa un montón. ¡Nos leemos el mes que viene!

‚Äč

PD: siempre recibo con mucho amor respuestas de mis lectores y leo todos los mensajes, pero estoy trabajando en reducir al mínimo el tiempo que invierto en mi casilla de mails para maximizar el que paso creando propuestas que aporten valor y, también, disfrutando mi tiempo libre. Dicho eso: si me escribís alguna vez, no te ofendas si no te respondo: te prometo que te voy a leer y, también, que aprecio mucho que estés del otro lado.