profile

Hi, I’m a creator

mayo 2023: crear para sanar ❤️‍🩹

Published 12 months ago • 9 min read

Si querés poner una canción de fondo mientras leés este newsletter, te recomiendo re: Stacks de Bon Iver

¡Hola! ¿Cómo estás? Por acá bien, en este momento tengo a Tyrion sentado sobre el escritorio (mejor dicho, sentado sobre el bullet journal que está en el escritorio because cats) y afuera está fresquito y hay sol. Eso siempre es una buena noticia.

En unas horas me subo a un avión rumbo a Buenos Aires. Me entusiasma mucho este viaje en el que, entre otras cosas, voy a presentar la segunda bitácora de inspiración (el anuario 2021 de este newsletter), que sale en preventa en poquitos días y me tiene muy manija.

La idea de la bitácora es tener en un solo lugar todas las entregas del año del news, para poder consultarlas de manera práctica y cómoda, ponerle post its y notitas, y básicamente hacer todo lo que un mail no nos permite. También me esfuerzo por que cada edición sea un objeto bello, para que además de práctico sea algo a atesorar, por eso decidí elegir una ilustradora diferente que le ponga su impronta a cada una. ¡La tapa de la segunda bitácora la ilustró Flor Hanna, a quien conocí a través de La Baumhaus! Todo el proceso fue una magia hermosa que me acercó a gente talentosa y maravillosa ♥️ Ya te contaré en detalle la cocina de este proyecto en los próximos días, pero no quería dejar de compartirte la tapa por aquí, como primicia por estar del otro lado de estas cartitas:

¿No parece salida de un mismísimo SUEÑO? Si querés encargar la tuya, prestale atención estos días a mi cuenta de Instagram y a algún mailcito extra que puede que te esté enviando. ¡Ya casi casi estamos!

Como te decía, en un rato parto hacia Buenos Aires, así que para cuando te llegue este mail voy a estar en el Delta de Tigre disfrutando de sus paisajes y de mis amigos. Viajo sin despachar equipaje, pero entró todo bárbaro en el carry on, y eso se lo debo en parte a un descubrimiento #señora que me cambió la forma de viajar: packing cubes. ¿Escuchaste hablar sobre esto alguna vez? Son bolsitas de lona de distintos tamaños diseñadas para organizar mejor tu valija y que las cosas ocupen menos lugar (las que me compré yo tienen un cierre compresor que hace que quede todo mucho más compacto). ¡No te puedo explicar la alegría que me dan estos packing cubes! Siento que es una de esas cosas de señora que a los veinte me hubieran hecho eyerollear, pero que ahora me parecen fascinantes. Probá y me contás.

Descubrí la magia de los packing cubes a través del podcast de mi spiritual teacher, Gretchen Rubin. Digo que es mi spiritual teacher porque vivo aprendiendo e inspirándome de ella todos los días, por ejemplo hace poquito sacó un quiz para descubrir cuál de tus cinco sentidos es el que tenés más descuidado, y así me enteré de que el mío es el oído. Gretchen propone algunas ideas para ejercitar ese sentido olvidado y así encontrar nuevas formas de disfrutar y estar presentes, y una de esas sugerencias es hacer un viaje en el tiempo a través de la música. Lo que nos lleva al tema de este mes (al fin, viejo, le diste bastantes vueltas).

Si estás acá hace rato seguro ya conozcas mi playlist Tranqui, la que uso para todos mis talleres y que tiene prácticamente todas las canciones que recomiendo al principio de este newsletter. La empecé en 2014 y desde entonces la alimento año a año, canción a canción. Hace poco me di cuenta de que esa playlist es una especie de timeline de mi vida, la cual puedo ir siguiendo cronológicamente viendo la fecha en la que fue agregada cada canción. Si voy a mediados de 2015, por ejemplo, me encuentro con You Had Me At Hello de A Day to Remember y viajo sin escalas a los sentimientos de amor incipiente que me envolvían en ese momento. Avanzo a abril de 2016, y Forest Fires de Axel Flóvent revive en mi estómago la sensación de haber llorado durante la madrugada con el corazón roto. Flashforward a Julio de 2019 y un maybe I think you’re cute and funny, maybe I wanna do what bunnies do with you if you know what I mean me lleva de un hondazo a cuando conocí a Bruno, mi compañero de vida.

El poder mágico que tiene la música para hacernos sentir y viajar en el tiempo es algo que me vuela la cabeza. Justo hace unos días volví a ver High Fidelity, peliculón basado en un libro hermoso de Nick Hornby, y me topé de vuelta con esta quote:

"What came first, the music or the misery? People worry about kids playing with guns, or watching violent videos, that some sort of culture of violence will take them over. Nobody worries about kids listening to thousands, literally thousands of songs about heartbreak, rejection, pain, misery and loss. Did I listen to pop music because I was miserable? Or was I miserable because I listened to pop music?”

"¿Qué vino primero, la música o la miseria? La gente se preocupa por los niños jugando con pistolas o viendo videos violentos, temiendo que una especie de cultura de la violencia se apodere de ellos. A nadie le preocupa que los niños escuchen miles, literalmente miles de canciones sobre desamor, rechazo, dolor, miseria y pérdida. ¿Escuchaba música pop porque me sentía miserable? ¿O era miserable porque escuchaba música pop?".

Me encanta esta quote porque me causa gracia lo boludazo a pedal que es el protagonista. Te contesto yo, amigo, es la 1: miserable primero, música después. ¿Cómo vas a culpar a la música por tus males? No te va a hacer infeliz si vos estás feliz, lo que hace la música es acompañar, hacerte sentir comprendido y, eventualmente, incluso puede ayudarte a sanar. Es uno de los poderes maravillosos de crear algo, ¿ no? Ya sea a través de una canción, un poema, una novela, un cuadro… A través de la creación podemos sanar heridas profundas, sacarlas de su escondite y bañarlas de luz, transmutando sentimientos en un arte que no solo nos ayude a nosotros, sino también a los demás.

De eso se va a tratar esa entrega: del poder sanador de la creación. Te voy a compartir alguitos para inspirarte e ideas para activar en caso de que sientas que hay algo adentro tuyo pidiendo ser liberado y transmutado. ¿Arrancamos?

Una banda

Esta banda es un gran ejemplo de transmutar emociones en arte. La disolución de su antigua banda, una mononucleosis que se complicó más de la cuenta y, sobre todo, la separación con su novia de entonces, hizo que Justin Vernon decidiera alejarse del mundo y refugiarse en la soledad del bosque de Wisconsin. Durante meses estuvo aislado de la sociedad en compañía de su guitarra y se dedicó a pasar los días componiendo y grabando canciones. Resurgió del bosque con su primer álbum como Bon Iver, “For Emma, Forever Ago”, un disco absolutamente divino que lo hizo famoso (tipo Adele, ¿viste? Pero hombre y folk). Si querés escuchar este disco sensible y hermoso (el tema de este news es de ahí) lo encontrás acá.

Una frase

Más arriba te conté de la vez que me rompieron el corazón. Era un dolor nuevo para mí, nunca antes había experimentado algo así. Había llorado por chicos otras veces, claro, pero eran caprichos que no se acercaban ni un poquito a lo que estaba sintiendo en ese momento. En el medio de ese dolor descubrí unas profundidades de mi ser que no conocía, como si la tristeza infinita que sentía hubiera abierto una puerta secreta a una sección mía antes inexplorada. Con esto no quiero romantizar la tristeza, para nada, pero sí destacar que, si la estás atravesando, quizás puedas verla como una oportunidad de conocerte más, de explorar esa puertita a ver qué hay del otro lado. Hay una frase de Osho que me encanta, que explica mucho mejor esto que estoy intentando decir, y que te quiero regalar a continuación:

“Sadness gives depth. Happiness gives height. Sadness gives roots. Happiness gives branches. Happiness is like a tree going into the sky, and sadness is like the roots going down into the womb of the earth. Both are needed, and the higher a tree goes, the deeper it goes, simultaneously. The bigger the tree, the bigger will be its roots. In fact, it is always in proportion. That's its balance”

🌳

"La tristeza da profundidad. La felicidad da altura. La tristeza da raíces. La felicidad da ramas. La felicidad es como un árbol que sube hasta el cielo, y la tristeza es como las raíces que bajan hacia el vientre de la tierra. Ambas son necesarias, y cuanto más alto es un árbol, más profundo es, simultáneamente. Cuanto más grande el árbol, más grandes sus raíces. De hecho, siempre está en proporción. Ese es su equilibrio".

Un consejo

Cuando te rompen el corazón todo el mundo te trata de dar consejos y ayudar, pero aquella vez recuerdo solo uno que dio en el blanco y vino de parte de una amiga: transmutá este dolor creando arte. Fue un gran consejo que me dio un propósito en ese momento, algo para hacer aparte de llorar mientras comía helado en la cama. Siguiéndolo creé estos dos dibujitos que, lejos de ser la gran cosa para el mundo, significan el mundo para mí.

Te comparto este consejo que me llegó entonces, por si resulta que con vos también da en el blanco.

Una playlist

Se nota que me pegó el quiz de Gretchen porque viene bastante musical esta entrega. Cuando me siento medio desequilibrada, o cuando tengo que concentrarme mucho, escucho una playlist que se llama Healing and Cleaning Frequencies. Si algo de lo que leés acá te dio ganas de crear para sanar y necesitás un soundtrack que te acompañe, o si simplemente querés tirarte a dejar que las frecuencias hagan su magia, dale play y fijate cómo te hace sentir. Me la recomendó mi prima de 18 (me entusiasma mucho ver todo lo que tiene para enseñarnos su generación) y yo te la recomiendo a vos.

Una meditación

La meditación Metta es una práctica budista que enseña a cultivar el amor incondicional. “Metta” significa energía positiva y bondad hacia los demás, y la meditación consiste en cerrar los ojos, pensar en alguien y enviarle buenas vibras y amor. ¿No es hermoso? Al practicar este tipo de meditación, además, entrenamos nuestra compasión y cultivamos estados emocionales que nos permiten ser más amables, incluso en circunstancias en las que normalmente no lo seríamos tanto.

Yo la usé para sanar varias situaciones en mi vida, haciendo meditación Metta para gente con la que estaba medio enojada, o con quienes las cosas no terminaron del todo bien. Como no quiero cargar con esa energía en mi ni quiero tampoco dirigírsela a los demás, en estos casos opto por cerrar los ojos y pensar en esa persona dándole luz y deseándole lo mejor. A mí me resulta una linda forma de liberarme de resentimiento y pensamientos rumiantes, para cerrar esa relación en mi interior con un brochecito de oro. Que seas muy feliz, nos vemos en otra vida, y a otra cosa mariposa.

Luz, Cámara, Emoción con descuento

¿Ya hiciste mi curso de video Luz, Cámara, Emoción? Yo atravesé muchas emociones a través del video, y me resulta una herramienta maravillosa y completísima para hacerlo. Si estás en esa búsqueda, me parece que mi taller puede ser un gran aliado sensible para lograrlo. Vas a aprender a cazar momentos sin guión y, después, armar el rompecabezas con todas tus piezas, encontrándole un sentido al caos y creando un video de un minuto que, con sensibilidad y poder de síntesis, narre un momento de tu vida cotidiana, un pensamiento profundo o un sentimiento. Usá el código SANAR durante los primeros 15 días de mayo para tener un 15% de descuento (se puede abonar en USD por PayPal o en pesos argentinos por Mercado Pago). Ir a Luz, Cámara, Emoción

¡Eso es todo por este mes!

Si te reenviaron este newsletter podés suscribirte acá.

Si querés leer ediciones anteriores podés encontrarlas acá.

Si querés recomendar este news, adelante y gracias.

Y si hay algo en vos que pide ser soltado... ¿Por qué no probar transmutarlo en arte?

Gracias por estar del otro lado, significa un montón. ¡Nos leemos el mes que viene!

Hi, I’m a creator

Read more from Hi, I’m a creator

Si querés poner una canción de fondo mientras leés este newsletter, te recomiendo Blackbird, de The Beatles Psst, en la entrega anterior te adelanté que volvía el Open Camp 🏕️, un evento en vivo lindísimo y gratuito en el que vas a poder tener una muestra gratis de lo que pasa adentro de La Baumhaus, con actividades, debate y charlitas. ¡El año pasado se sumaron más de 150 personas en vivo! Este año el Open Camp va a tener lugar el sábado 27 de Abril a las 18 hs CEST (hora central europea de...

12 days ago • 11 min read

Si querés poner una canción de fondo mientras leés este newsletter, te recomiendo To The Mountains de Lizzy McAlpine Psst, antes de empezar esta entrega te adelanto una noticia: ¡Vuelve el Open Camp 🏕️! Es un evento en vivo lindísimo y gratuito, en el que vas a poder tener una muestra gratis de lo que pasa adentro de La Baumhaus, con actividades, debate y charlitas. Lo hicimos el año pasado y se sumaron más de 150 personas en vivo, fue una locura hermosa. Si te interesa la idea y querés saber...

about 1 month ago • 8 min read

Si querés poner una canción de fondo mientras leés este newsletter, te recomiendo Salty and Sweet de John Smith Hola, ¿Cómo estás? Yo acá ando, maso. Tuve un mes muy demandante a nivel físico y emocional porque estuve atravensando un tratamiento de hormonas para congelar mis óvulos, lo cual fue una experiencia bastante agotadora. No quisiera dedicar este newsletter a eso pero, si te interesa saber cómo es ese proceso, escribí toda una crónica al respecto que podés leer acá. Pasé enero...

2 months ago • 9 min read
Share this post