Si quer√©s poner una canci√≥n de fondo mientras le√©s este newsletter, te recomiendo I Will Follow You into the Dark, de Death Cab for Cutie‚Äč

Hola, ¬ŅC√≥mo est√°s? Yo bien, en este momento escribi√©ndote desde un avi√≥n rumbo a Singapur. Ah√≠ nos esperan 8 horas de escala para despu√©s partir hacia Krabi, Tailandia. En Krabi hacemos una escala de un d√≠a y, finalmente, partimos a nuestro destino final: Koh Lanta, la isla que va a convertirse en nuestro hogar durante todo noviembre (aqu√≠ te dej√© un peque√Īo teaser de lo que se viene).

Con Bruno veníamos con ganas de hacer un viaje así hace mucho, mezclando trabajo remoto, playita y buceo, así que estamos muy contentos los dos. Ya te contaré todo sobre esta aventura en el próximo news, pero antes tengo que rebobinar un poco en el mes para que entiendas por qué este viaje, que fue planeado con otra mentalidad, de repente se convirtió en uno de sanación.

Octubre empez√≥ dif√≠cil. Mi gatito Bronn estaba raro hace semanas, y ven√≠amos de muchas idas y vueltas al veterinario con distintos an√°lisis, probando todo lo que nos dec√≠an sin que nadie termine de darle en la tecla a lo que le pasaba. Una noche me despert√© de un salto a las 3 de la ma√Īana tras so√Īar que el gordito se mor√≠a y se me dispar√≥ una alarma interna que me dijo que algo andaba muy, pero muy mal con √©l. Baj√© al living, lo vi despierto en el sill√≥n (los √ļltimos d√≠as ya casi no dorm√≠a) y me qued√© el resto de la noche ah√≠ con √©l, abraz√°ndolo. Mirando hacia atr√°s agradezco mucho ese sue√Īo, que me dio la que en el fondo sab√≠a ser√≠a nuestra √ļltima noche juntos. A primera hora lo llevamos al veterinario, le hicieron m√°s estudios y finalmente descubrieron que ten√≠a un tumor enorme e inoperable y que le quedaban pocas horas de vida.

Fueron muy repentinas y dif√≠ciles todas las decisiones que tuvimos que tomar ese d√≠a. Yo ten√≠a asumido que alg√ļn d√≠a nos √≠bamos a despedir, pero pensaba que nos quedar√≠an m√°s a√Īos. Pensaba que, el d√≠a que me tocara enfrentar ese duelo, estar√≠a m√°s preparada, m√°s adulta, m√°s madura, que tendr√≠a una familia m√°s grande, que mis hijos jugar√≠an con √©l‚Ķ Pensaba muchas cosas. Pero mi gatito, el gordo hermoso que adopt√© en Villa Bosch en Mayo de 2014, daba su √ļltimo suspiro en una veterinaria de Berl√≠n el 9 de Octubre de 2023 mientras le hac√≠amos mimitos y le cant√°bamos sus canciones y un pedacito de nuestro coraz√≥n se iba suspirando con √©l.

Los días siguientes todo me hacía llorar: su almohadón vacío, pensar que no lo iba a abrazar nunca más, incluso ver una mosca entrar a la casa y pensar que ya no estaba el gordito cazador para atraparla. Me desvelé noches y anduve días con la cara desfigurada de la tristeza. Se sentía como si a cada rato una ola violenta me estuviera revolcando en la arena, dejándome constantemente en busca del reencuentro con cierta forma de estabilidad.

Las olas siguieron choc√°ndome pero, con el paso del tiempo, cada vez se hac√≠an m√°s suaves y espaciadas la una de la otra, como si el mar se hubiera calmado despu√©s de una gran tormenta y su fuerza, lejos de tumbarme, me acariciara la piel suavecito con recuerdos. Lo angurriento y loud que era el gordo y tambi√©n lo lindo, compa√Īero, gracioso, cari√Īoso‚Ķ

Decidimos cremarlo y despedir sus cenizas en un bosque que da a nuestro lago favorito de Berl√≠n, as√≠ que una ma√Īana de s√°bado fresquita con sol enterramos lo que quedaba de √©l junto con su amigurumi favorito, una carta y una ofrenda de comida y flores; despidiendo su forma f√≠sica en un ritual muy sanador para nosotros.

Siento que darle a este duelo la entidad que se merece es, por un lado, respetar la memoria del gordito, pero tambi√©n es respetarme a m√≠ y todo lo que representa decirle adi√≥s a un compa√Īero de vida de casi diez a√Īos, que me acompa√Ī√≥ desde que me fui de la casa de mis viejos a mi primer departamento de soltera hasta llegar a la casita que habitamos ahora con mi novio en Berl√≠n.

Honestamente no sabía si compartir este duelo, pero varios mensajes que recibí me reafirmaron que era una buena idea expandir el mensaje de que una ausencia como esta, pese a pertenecer a otra especie, tiene peso y que es super válido sentirse así. Que está bien amar con todo el corazón a un animal y está bien duelar su pérdida. Que, lejos de tener que esconder este dolor, una mejor idea es sacarlo a la luz para que sane y quizás, en ese compartir, ayude a otra persona a procesar el suyo.

Ten√≠a pensado escribir sobre otro tema en el newsletter de noviembre y estaba casi cerrado el contenido, pero despu√©s de todo este proceso sent√≠ que lo √ļnico genuino que pod√≠a salir de m√≠ este mes era hablar de la impermanencia, y tambi√©n del desapego. La importancia de estar presentes, vivir y amar con todo nuestro coraz√≥n, pero tambi√©n aprender a no aferrarnos demasiado a nada ni nadie, sabiendo que nada es eterno (y eso nos incluye a nosotros).

El gordito me ense√Ī√≥ la responsabilidad de cuidar a otro ser vivo y la entrega del amor puro y desinteresado, lecciones que me van a acompa√Īar toda la vida. Honrar ese aprendizaje es dejar ir el pasado sin apego ni olvido, llevando conmigo a la siguiente etapa todo lo lindo que esta me dej√≥.

‚ÄúNo es la impermanencia la que nos hace sufrir, sino querer que algunas cosas sean permanentes‚ÄĚ dijo Thich Nhat Hanh. Creo que parte de llevar una vida creativa, expansiva y en plenitud es aprender a andar ligeros, sin mochilas pesadas. Saber cu√°ndo abrazar lo que la vida nos regala, y cu√°ndo aceptar que lleg√≥ el momento de dejarlo ir para hacer lugar para lo que viene.

De eso se va a tratar esta entrega, te voy a compartir alguito para inspirarte y tres herramientas que pueden ser de ayuda al momento de soltar el apego, aceptar la impermanencia y hacer espacio para todo lo lindo que te espera por delante.

Pero antes, y sobre todo después de este relato, quiero compartirte tres cosas que me hicieron feliz este mes:

3 cosas que me hicieron feliz este mes

1

Mientras te escribo desde el avión a Singapur estoy compartiendo unos mates con Bruno, un lujo que no se suele dar a miles de kilómetros de altura. ¡Cada cebada me hace un poquito más feliz que la anterior!

2

En una de mis caminatas matutinas me encontr√© este carrito abandonado un poco sucio pero en perfecto estado. Me quedaban 4 kil√≥metros hasta llegar a casa, pero no me pude resistir y me lo traje a cuestas. ¬ŅNo es hermoso? Siento que voy a usar m√°s mis juegos de mesa teni√©ndolos a la vista, en lugar de escondidos en un placard.

3

Durante Octubre viaj√© a Barcelona a dar un taller de planificaci√≥n sensible y fue todo m√°gico y org√°nico desde el d√≠a en que me baj√≥ la idea, pasando las personas que aparecieron en mi camino para hacerlo realidad, la ciudad, las personas que se anotaron y el taller en s√≠ mismos. Siento que me permit√≠ fluir como nunca antes (¬°hasta escrib√≠ y gui√© mi primera visualizaci√≥n!) y fluy√≥ una armon√≠a maravillosa entre todos los asistentes. Me volv√≠ a Berl√≠n con el coraz√≥n expandido y la extra√Īa sensaci√≥n de haberme dejado guiar no solo por mi intuici√≥n, sino tambi√©n por algo m√°s grande que ven√≠a pidi√©ndome cancha. Planeo repetirlo en Berl√≠n a fin de a√Īo as√≠ que si and√°s por ac√° y te interesa, pronto seguro te est√© contando m√°s.

Ahora s√≠... ¬ŅArrancamos?

Una serie

Six Feet Under est√° en mi top 3 de series favoritas de la vida, en gran parte por su forma filos√≥fica, honesta y sensible de tratar el tema de la muerte y la impermanencia. Menci√≥n aparte para el final, que es el m√°s perfecto que vi en la historia de la televisi√≥n. Si quer√©s ver una serie especial que no defrauda ni hasta el √ļltimo segundo, dale una oportunidad. Te va a dejar un sentimiento un poco triste pero muy dulce, y la idea de que, al final, temerle a la muerte no tiene sentido: es justamente su existencia lo que le da sentido a nuestros d√≠as.

Mandalas de arena

Los mandalas de arena son representaciones geométricas del universo que se caracterizan por su carácter efímero. Los monjes tibetanos crean estos mandalas a lo largo de días y semanas, colocando granitos de arena de colores con muchísima delicadeza y paciencia. Cuando el trabajo se completa, la obra se destruye.

Cada grano de arena simboliza la fugacidad de la vida y la importancia de soltar lo material, un enfoque que contrasta much√≠simo con la b√ļsqueda de placeres sensoriales temporales que a menudo consideramos felicidad en el mundo occidental. Al explorar el arte de los mandalas de arena, tambi√©n est√°s abrazando una profunda filosof√≠a de la vida: la de apreciar la belleza y la transitoriedad de todo. Si quer√©s saber un poco m√°s sobre los mandalas de arena, ac√° te comparto un video al respecto.

‚Äč

Tip Jar ūüíł

Pssst: mantener este news, adem√°s de costar tiempo y energ√≠a, es un esfuerzo econ√≥mico. Lo hago con amor y quiero que se mantenga gratuito y de libre acceso, pero si te gusta el contenido y ten√©s ganas de colaborar con alguito (¬°todo suma!) para ayudarme a sostenerlo, pod√©s dejarme una propina en este jarrito virtual. Gracias por tu apoyo ‚Ě£ÔłŹ

‚Äč

‚Äč

Un pasaje de un libro

No leí A Tale for the Time Being de Ruth Ozeki, pero hace un tiempo escuché a Gretchen Rubin leyendo un pasaje de este libro y resonó muchísimo. En la novela, Nao, una adolescente japonesa, le comenta a su bisabuela, una monja budista, que está preocupada por muchos temas y que siente como si tuviera un pez en la panza.

"Le habl√© acerca del pez en mi est√≥mago, y ella dijo que sab√≠a exactamente de lo que estaba hablando, y que ella tambi√©n tuvo un pez por muchos a√Īos. De hecho, dijo que ten√≠a muchos peces, algunos peque√Īos como las sardinas, otros de tama√Īo mediano como las carpas, y otros tan grandes como un at√ļn rojo del Atl√°ntico, pero el pez m√°s grande de todos pertenec√≠a a Haruki, y era m√°s parecido al tama√Īo de una ballena. Dijo que despu√©s de convertirse en monja budista y renunciar al mundo, aprendi√≥ a abrir su coraz√≥n para que la ballena pudiera nadar lejos."

¬ŅNo es hermoso el concepto de abrir el coraz√≥n para que la ballena pueda nadar lejos? Me recuerda la importancia de ser transparente con mis emociones, de permitirles salir a la superficie cada vez que lo sienta necesario. Si cierro mi coraz√≥n, estoy encerrando cientos de peces, o hasta una enorme ballena, en mi interior. Pero si, por el contrario, libero el sentimiento, le permito fluir libre hacia las profundidades del oc√©ano, donde necesitan estar. ūüĆä

Leyes del desapego

Cuando soltamos el apego (a objetos, a personas, a expectativas) aceptamos la vida tal cual es, liberándonos del miedo y la inseguridad que no nos permite soltar lo que es, en su naturaleza, efímero e impermanente. En definitiva vivir con apego no tiene sentido, porque es firmar un contrato eterno con el sufrimiento. Investigando para este news me crucé con las 4 leyes del desapego y me pareció algo interesante para compartirte. Acá van:

  1. Ser responsable de vos mismo.
  2. Vivir el presente, aceptar y asumir la realidad.
  3. Buscar ser libre y permitirle ser libre a los dem√°s.
  4. Aceptar que las pérdidas van a suceder.

Qu√© simple y qu√© complejo a la vez, ¬Ņno?

Una canción

Connie Isla es una artista y activista argentina con una sensibilidad especial, y un amor absoluto de persona. Hoy quiero compartirte una canci√≥n hermosa que compuso pensando en Timo, su compa√Īero de 4 patas, y en todos los animales que mueren diariamente. Se llama ‚ÄúViaje‚ÄĚ y habla sobre no aferrarse, dejar ir y recordar con amor. Me hizo muy bien escucharla cuando pas√≥ lo del gordo, y creo que es una linda herramienta a tener a mano en nuestras cajitas para cada vez que entre en vigencia la cuarta ley del desapego. Pod√©s escucharla ac√° (con un par de pa√Īuelitos cerca, despu√©s no digas que no te avis√© ‚̧ԳŹ‚Äćūü©Ļ)

Un ejercicio

Creo que solemos minimizar el peso que los diferentes apegos ejercen sobre nuestra vida cotidiana. ¬°Vivimos apegados a tantas cosas! Para hacer consciente este peso, te comparto un ejercicio: sal√≠ a juntar piedritas de tama√Īo medio y, en cada una, escrib√≠ apegos que sab√©s que ten√©s y que te gustar√≠a empezar a soltar (relaciones, objetos, h√°bitos, expectativas, ideas, creencias limitantes...). Llev√° todas estas piedras con vos en tu mochila o cartera durante todo un d√≠a y, cuando sientas que se convierten en obst√°culos muy molestos, eleg√≠ una para soltar y tirala con determinaci√≥n y alegr√≠a, sintiendo c√≥mo esa simple acci√≥n te aliviana el peso. Segu√≠ hasta que te deshagas de todas, lo cual no significa romper completamente con lo que te ata, sino tomar consciencia del peso de estas cosas y emprender, quiz√°s, un camino m√°s liviano. ¬°Si lo prob√°s contame c√≥mo te va!

‚Äč

Este mes en La Baum vamos a trabajar el desapego con una misi√≥n creativa muy especial y en el club de cine-debate vamos a charlar sobre una peli de Wes Anderson que habla del autodescubrimiento, la reconciliaci√≥n y el duelo. ¬°Creo que va a estar super lindo! ‚ô•ÔłŹ Si quer√©s saber m√°s sobre la din√°mica del espacio, ac√° encontr√°s toda la info. Si quedan dudas, escribime. Y si quer√©s formar parte del refugio creativo m√°s lindo y especial de internet, segu√≠ esa corazonada y sumate a La Baum ūüŹ°

Aclaraci√≥n importante: en Octubre Patreon agreg√≥ el bot√≥n "Sumate Gratis" en las cuentas de todos los creadores, y esto incluye La Baum. Pero, al clickear ese bot√≥n, el nuevo miembro gratuito no tiene acceso a nada. Si quer√©s ser parte de La Baum, record√° que es un espacio que, si bien es econ√≥mico, es pago. Esto nos ayuda a mantenerlo seguro y privado, y tambi√©n a honrar el trabajo de las personas que sostenemos el espacio todos los meses. La √ļnica opci√≥n con acceso a La Baum es Fox Scout ūü¶ä

¬°Eso es todo por este mes!

Si te reenviaron este newsletter podés suscribirte acá.

Si querés seguirme en Instagram podés hacerlo acá.

Si querés leer ediciones anteriores, encontrás todo 2020 y 2021 compilado en las Bitácoras I y II.

Si querés recomendar este news, adelante y gracias.

Y si quer√©s abrazar la idea de la impermanencia, empez√° por no dar nada por sentado. Cada d√≠a en este mundo es un regalo, y eso se agradece ūüę∂ūüŹĽ

Gracias por estar del otro lado, significa un montón. ¡Nos leemos el mes que viene!

‚Äč

‚Äč

Read more from